header-photo

Nuevos escritores... nuevas ilusiones: ¿Qué vamos hacer con ellos?

No hace mucho tiempo, me invitaron a la presentación del libro de Sandra Franco Álvarez, El lagarto de Ansite. No era lo primero que escribía, pero sí lo primero que publicaba. Sandra es una escritora sensible, que deja recuerdos de su historia en tu memoria. Ahora cae en mis manos dos borradores, uno que llegará pronto al mercado y un segundo que no dudo que cubrirá parte de las baldas de las librerías en poco tiempo. El primero de Iván Santos Suárez Rodríguez, que llenará de misterio las aulas para alumnos y alumnas del primer ciclo con su Vampiros en la noche. Y por último Vanessa González Jorge que está trabajando es un manuscrito lleno de frescura y descaro literario, tan necesario para despertarnos del aturdimiento general que vive la literatura infantil y juvenil.

No quiero hablar de sus obras. No es el momento y no me compete. Pero sí hacer una reflexión en voz alta, que para eso están estos blogs. ¿Está el mercado preparado? ¿Están las librerías, los libreros, las asociaciones de libreros, haciendo el esfuerzo necesario para llevar a los escaparates, y por lo tanto al consumidor, estos nuevos títulos? ¿Tenemos que conformarnos con que dos o tres colegios (im)pongan los títulos al alumnado y sus familias como única manera de supervivencia? ¿Y qué hacen las administraciones y los administradores?

Si dejamos escapar esta fuerza creadora, seguiremos estancados en la mediocridad, como casi siempre hemos hecho; aunque la fuerza de voluntad, el trabajo y la humildad puede con casi todo. Yo sigo creyendo en las personas, en gente como Sandra, Iván o Vanessa...