header-photo

LIJ de autores canarios en las bibliotecas públicas.

En la biblioteca Josefina de la Torre encontramos una estantería con literatura infantil y juvenil, pobre, a mi entender, para ser una biblioteca en una avenida a pie de playa y que se convierte en un punto de lectura. Este espacio tiene una posibilidades inmensas si se orientara como punto de encuentro. Pero eso es otro cantar. Lo curioso, lo extremadamente curioso, es que la literatura infantil de autores canarios esté colocada en la balda de arriba, tenga tan pocos ejemplares y además estén separados. Tres aspectos que dicen mucho de los responsables políticos de estos espacios, porque estoy casi seguro, que los técnicos, los que entienden, no lo hubieran hecho así... ¿o sí? Mejor dejarlo.

0 comentarios: