header-photo

Visita al Jesús Sacramentado, en Gáldar.

Me siento arropado y muy querido en este centro. Estas dos imágenes resúmen lo dicho. ¡Vaya entusiasmo! ¡Vaya energía! ¡Qué no pare la fiesta del libro en Gáldar!

El mayor trofeo que siempre me llevo es el cariño. Pero me hiceron un regalo, cuando lo ví y me acerqué a una de las profesoras para agradecerles el detalle me indicó "nuestros alumnos tienen que percibir que ser escritor es importante".