header-photo

Feliz día, feliz coincidencia.

Hoy cumplo 40 años; feliz coincidencia. Mi padre no me leyó un cuento en su vida; pero en cambio me cantó desde que nací. Casi siempre eran boleros, que al fin al cabo son cuentos e historias que encuadramos dentro de un sistema métrico-musical para que suenen de un modo o de otro. Angelitos negros, Reloj, Perfidia, La barca, Ojos verdes, etc... Así crecí, escuchando canciones-historias-cuentos de amores y desamores, de pasiones y melancolías miles. ¡Vivan los boleros! ¡Vivan los libros infantiles y juveniles! ¡Vivan los escritores y escritoras de libros infantiles y juveniles! ¡Vivan los y las narradoras de historias de los libros infantiles y juveniles! ¡Y vivan (doblemente VIVA) aquel que ha empezado a leer su SEGUNDO libro de literatura infantil y juvenil porque detrás vendrá el TERCERO, Y EL CUARTO, Y EL..!