header-photo

En Los Salesianos
















Y Volví a entrar en casa… Y los besos volaron de un lado para otro, saltando entre las palabras, y escondiéndose entre los niños y las niñas. Y así, de este modo tan agradable, pasamos hora y media de cuentos.

0 comentarios: