header-photo

Comenzamos el circuito con sorpresa: San Mateo

La semana pasada comenzamos el circuito de narración oral en San Mateo. Y hubo sorpresa: cuando llegué me encontré a cerca de una veintena de chiquillos esperando para contar cuentos. Al verlos, me dirigí al bibliotecario y le comenté: “como son demasiado pequeños no sé el tiempo que estaré, vamos a ver si aguantan 30 minutos”. Pues no sólo estuvimos 30 minutos, sino 70 y creo que aún hubieran aguantado un par de cuentos más. Así que, fue un buen inicio.


0 comentarios: